Los Medios Alternativos son activos

Antes que nada, debo dirigirlos al último episodio del Piscolabis, una bellísima defensa del cómic, que uno de los mejores bloggers en español ha descrito como:

Excelente abordaje a uno de los géneros más denostados, que nos borra por supuesto cualquier prejuicio respecto al cómic, con las gotas de humor características del Piscolabis. Un bastión contra la mediocridad, pleno de lucidez literaria. – Sergio Munari

¿Por qué tenemos a la lectura en tanta estima? La vemos como si fuera una panacea, capaz de resolver todos los problemas de la sociedad. ¡Si tan sólo la gente leyera! Como si a través del sencillo acto de leer uno automáticamente estuviera haciéndose más sabio, más compasivo… una mejor persona.

En mi opinión, esto ha llevado a una cierta desidia. Debido a que hemos encumbrado exageradamente la lectura, poco nos hemos preocupado por la calidad del material. De hecho, tengo la impresión de que la mayoría de la personas que defienden la lectura, están tan satisfechas con su “cualidad de lectores” que nunca cuestionan su “calidad de lectores”. El hecho de que novelas ridículas y condescendientes sean éxitos masivos, no habla bien de la lectura como instrumento mejorador de la humanidad.

Por qué la lectura es mejor que otros medios

 

Vamos a empezar por defender a la lectura en su forma más tradicional, como un mejorador efectivo de la humanidad. Porque no pretendo, ni quiero negar, que la palabra escrita ha jugado uno de los más importantes papeles en el drama civilizador del ser humano.

En la lectura, encontramos una tensión casi paradójica. Por un lado, la cantidad de información que se puede transmitir. Por el otro, la ambigüedad en esta transmisión. Es decir, en el libro encontramos uno de los transmisores de información más efectivos que conoce el ser humano; especialmente cuando se trata de conceptos abstractos. Como he dicho en alguna ocasión, es difícil imaginar producciones culturales como La crítica de la razón pura, en un medio que no sea el libro. Lo mismo va para las grandes novelas: Guerra y Paz, Anna Karenina, Los hermanos Karamazov… disculpen mi rusofilia, es un vicio que acarreo desde la juventud. En fin, hay libros que siempre serán libros, sin importar la eficiencia que logren otros medios para la propagación cultural.

A pesar de su eficiencia comunicativa, el libro siempre deja un abismo de ambigüedad. Es el abismo que el lector tiene que llenar a través del acto interpretativo. En la novela, no se nos presenta una descripción “literal” de los personajes. Debemos imaginar e interpretar su aspecto. Las emociones rara vez son absolutas, debemos ludir en nuestra mente su significado. Las ideas muy pocas veces son unívocas, el libro es una puerta a la hermenéutica. El hecho de que hasta nuestros días sigamos discutiendo a Aristóteles es evidencia de que no hay una sola manera de interpretarlo. Es decir, la lectura exige un movimiento por parte del lector: es activa.

Quien escribe para sí mismo no va a ser leído

Muchos artistas dicen “yo escribo para mí mismo y si no me entienden no es mi problema”. Esta cortedad de visión es pertinaz en muchos sentidos de la palabra. Sus efectos son notorios en la cultura. Es el narcisismo del escritor que tiene en tan poca estima a sus lectores que no se toma la cortesía de volverse inteligible. Hoy en día, que todos en cierta forma somos productores de literatura y expresamos nuestras opiniones, con mayor o menor éxito en internet, la cuestión de la inteligibilidad se vuelve fundamental.

El ascenso del lugar común en redes sociales es quizás evidencia de lo anterior. El problema de la inteligibilidad nos ha hecho recurrir casi invariablemente a la forma más básica de transmisión cultural: el Meme (que viene de Mimesis, no de mamón).

Leer es muy importante. Ahorita estoy leyendo 50 sombr...

En el centro de toda esta problemática está la actividad del lector. Aquel que se mantiene pasivo, no cumple su parte del trato con el autor. Para este lector, la lectura nunca es un mejorador, de hecho, es un instrumento de adoctrinamiento. Decimos que la lectura libera la mente, pero seamos honestos y preguntémonos: ¿cuántas veces no se ha usado a la lectura como un instrumento de sumisión?

Aquí viene el quid de toda la cuestión: el escritor sólo puede escribir aquello que sea interpretable. De lo contrario, se destina a un oscuro vanguardismo o a al fracaso. Así pues, el problema de la lectura se centra en la capacidad interpretativa del lector. ¿De dónde le viene dicha capacidad interpretativa? Del escritor… Es un ciclo dinámico que así como puede llevarnos a las más increíbles alturas, puede llevarnos a la peor pobreza cultural.

Que es justo lo que hacen los medios pasivos

Antes de que esto se convierta en una inútil controversia, no tengo la intención de afirmar que TODA la televisión es mala. Hay programas que tienen un sentido educador y cumplen su misión con excelencia. Mi amor por la historia griega me vino de un programa de televisión, del infame History Channel ni más ni menos. La primera vez que supe algo de Joseph Campbell, o de Carl Sagan, fue gracias a la tele. Pero a la vez, ¿cuántas horas no se me fueron pasándole a los canales, con un hilo de baba escurriéndome de la boca?

En lo que se refiere a la tele y al cine, pueden servir tanto para el mejoramiento como para el empeoramiento. Podríamos pensar que no hay debate y que esto se resuelve con un sencillo “todo es relativo”. Sin embargo, el particular formato de la literatura audiovisual, con su reducción de la ambigüedad interpretativa, deja al lector a un paso de la pasividad. Sólo mentes excepcionalmente críticas ven tele como uno lee un libro.

Curiosamente, surge un nuevo género: la serie de televisión on demand. ¿Qué quiere decir esto? Anteriormente, los programas de televisión estaban constreñidos a un horario. En aquellos horarios privilegiados, sólo se transmitían programas que pudieran tener pegadas a las multitudes a la caja. No se podían tomar riesgos. Netflix vino a destruir esta limitación. Hoy uno puede ver la serie que uno quiera, a la hora que uno quiera. Esto, en vez de disminuir la calidad de la literatura audiovisual, la ha incrementado significativamente… ¡Oh, Stranger Things!

1z5xyl

Hoy, los medios más pasivos son las redes sociales. Cada quien tiene su historia de horror en redes, pero personalmente, siento que Facebook es en nuestros días lo que la tele era en los 80s. Por cierto, ¡no dejen de seguirnos en nuestra página del Face!

Los medios pasivos no ejercitan la capacidad interpretativa del lector. Consecuentemente, el escritor se ve obligado a disminuir la calidad de su producción, lo cual ejercita aún menos la capacidad del lector… lo cual obliga a que todos terminemos con feeds que sólo ponen algo como: Juan Jacinto fue un Lobo Blanco en su vida pasada… ¡Haz el test y entérate cuál es tu animal espiritual!

https://i2.imgflip.com/1z5yad.jpg

Lo que nos lleva a los medios alternativos

Antes de meterme a una definición precisa de “medio alternativo” y terminar escribiendo más de la cuenta, simplemente, voy a decir cuáles voy a considerar:

  • El Podcast
  • El Blog
  • El Cómic
  • El canal de You Tube

Escojo éstos porque en los últimos años me he convertido en un ávido consumidor. De los cuatro anteriores, todos pertenecen a los “nuevos medios” con excepción del cómic. No obstante, poseen un factor importantísimo en común: la comunidad.

En torno a los medios alternativos, se congrega gente dedicada a discutir, promover y encarnar los valores de comunidades voluntarias. La facilidad de interacción que existe entre creadores y audiencia, es superior a la que puede darse en medios masivos, como el cine o la tele. Obviamente hay excepciones. Hay youtubers que son reverenciados como estrellas de cine. Pero es más fácil acceder a un blogger que a un escritor de novelas. ¿Por qué ocurre esto?

Los medios alternativos son de formato más corto que los medios tradicionales. Un cómic se presenta de manera episódica y no como una novela, en la que el arco narrativo llega al lector ya completo. Por este motivo, los creadores reciben constante retroalimentación, lo que les permite ir mejorando y adaptando sus obras en el acto mismo de hacerlas. La capacidad de dar retroalimentación significativa y efectiva, fomenta la participación de los lectores, lo cual sólo hace que la comunidad se fortalezca.

Muchos de los medios alternativos no están regulados por la censura. Gracias a su accesibilidad y a su proliferación, estos medios son imposibles de regular: son medios verdaderamente libres.

La transmisión de ideas e innovaciones futuras, es muy probable que ocurra en los medios alternativos. La literatura que defina a las generaciones por venir, también es muy probable que se dé en estos medios. Si en algún momento la literatura pasó de ser un código secreto para élites cultas, a un combustible para el pensamiento y la cultura, capaz de encender una revolución o inspirar la innovación científica, fue precisamente por la actividad crítica de los lectores. Así pues, los medios alternativos son activos, deben mantenerse activos, si no quieren caer a la irrelevancia de un facebookazo de jueves adormilado. La verdadera lectura es activa, se define como un actuar que tiene agencia sobre la cultura. Dadas las condiciones actuales, una verdadera actividad lectora se presta más a los humildes medios alternativos, a los que todos podemos acceder con relativa facilidad,  y que nos permiten formar comunidades voluntarias. Hoy más que los libros, los medios alternativos, justo como lo recomienda Horacio, enseñan deleitando.

Dejen sus opiniones en redes, y si son escritores, vayan a la comunidad para Escritores Enfocados.

Anuncios

3 comentarios en “Los Medios Alternativos son activos”

  1. Parece que uno no quiere escuchar, esta no es la primera vez que llega tu mensaje, un creador debe y está obligado a trabajar para el bien social, de que sirve trabajar horas al día para alimentar el ego. Quizá sea hora de dejar de huir de los medios alternativos, enfrentar el nuevo mundo y lanzarse. Gracias por tu tan acertado enfoque.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por leer el blog y por tu comentario. Efectivamente, a veces asociamos invariablemente a la literatura con un formato (el libro), cuando en verdad es un fenómeno inherente a la humanidad, sin importar cómo se presente. Tú, como exponente de los nuevos medios, también tienes la responsabilidad de difundir esta nueva literatura, y usar tus habilidades para la creación de belleza y significado. Así que también agradezco los cuentos con los que nos regalas regularmente. Quizás a modo de exploración, te preguntaría ¿cuáles en tu opinión son los alcances de esta nueva literatura que estamos haciendo? ¿Cuál es su papel en el desarrollo de nuestra cultura?

      Le gusta a 1 persona

      1. Existe tanta bulla, es difícil pasar la cortina de humo, encontrar a los oídos necesitados, parece que vivimos un trabajo sin sentido, encontrar a uno hará la diferencia, quizá no estemos destinados a perdernos en la fama, si el mensaje llega a uno hicimos bien nuestro trabajo. Al momento no tengo respuesta al papel que debo cumplir, esa es la belleza de vivir, la incertidumbre nos hace esforzarnos, nuestros sueños suelen estar equivocados, la fuerza que tienen para hacernos crecer es lo que necesitamos, debemos trabajar hasta el cansancio y el papel que debamos cumplir llegará.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s