Temblor

Les dejo lo que me compartió una gran arquitecta. Vale la pena informarse:

  1. En este artículo podrán darse una idea de la problemática. Apenas comienza la reconstrucción y los poderes oscuros ya se están saboreando el negocio. Una leída no les cuesta nada, y con su conocimiento pueden cambiar la cara del país.
  2. Programa VACA, además de su bovino encanto, hace una labor de reconstrucción con materiales sustentables y su ayuda a las comunidades es muy contextual y significativa. Imaginen que es como la versión chida de Techo. Aceptan voluntarios y donaciones.
  3. Ahora, si les da güeva ayudar nomás porque sí, ¿por qué no ser de utilidad con sus bien ganados dineros? Si tienen algún proyecto de construcción en Oaxaca, o tienen un tío que quiere remodelar el chalet, contraten a EcoConstructores. Este despacho está ayudando en la reconstrucción.
  4. Y si siempre sí quieren ayudar con donaciones, los EcoConstructores también las aceptan, como se demuestra en este post.
  5. Cooperación comunitaria es otra asociación que se aportará mucho a la reconstrucción del Istmo. Además de que tienen otros proyectos interesantes.

Ahora que ya se nutrieron de materiales útiles, les dejo mi inservible opinión.

La arquitectura es el reflejo de una cultura. Cuando pasamos por un lugar empobrecido, y sólo vemos cajas de zapatos de bloque gris y repugnante, apiladas unas sobre las otras, hacinamiento, suciedad e ignominia, no se trata sólo de una cuestión circunstancial. Se trata de una dejadez profunda que refleja una sociedad que ha sido abandonada a su suerte, que ha perdido su impulso y su vigor cultural.

Más que la educación, que hoy en día es más que nada adoctrinamiento; más que la donación de un chorro de lana; más que dolidos posts en el Face, la cura es buena arquitectura. No todos tuvimos la fortuna de entrenarnos en el noble arte de moldear el paisaje y la ciudad, sin embargo todos podemos contribuir a que nuestras ciudades sean más hermosas, y nuestra cultura sea mejor, a no dejar la puerta abierta a la postración y la decadencia.

Embellece tu espacio, personalízalo. Si no tienes lana, aprende a hacer dos que tres cosas tú mismo. Si tienes el poder económico para comprar una casa, no fomentes arquitectura repetitiva y descontextualizada. Estás vendiendo tu alma y a la larga, cuando seas un hombre gris en una línea gris de grises casas tristemente iguales, vivirás una vida gris, encerrada, aislada de un mundo vibrante y pleno de experiencias. La repetición opresora destruye la creatividad y pervierte la interacción con nuestros semejantes, es un cáncer social.

Tras toda tragedia viene una reconstrucción. Si no vas a formar parte de ésta, alguien a quien no le importa un carajo tu bienestar va a tomar las riendas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s